12 dic. 2010

Haiku tap 4

Fotografía:  Alfonso Bartolomé


DESIGUALDAD
blanca
negra
sin color
el mundo
araña
mariposa
nube
miro
no te veo
mi
etnia
no tiene
identidad
posible
¡socorro!
me
persigo.  

9 comentarios:

  1. Hermosa música, Fernando. Gracias amigo, le das vida a mi poesía con tu música. Me encanta la foto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Julie y Cecilia, a vosotras por pasaros por el blog. He colgado un video, del haiku tap 3, por si quieréis ver cómo se hace realmente esta música. Está en el apartado de "La música y el tapping".

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Una verdadera obra de arte, Fernando! Maravilloso abrigo para la belleza poética de Julie.
    Felicidades a los dos!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu desmesurado ánimo AomaraLuz. Un placer tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  5. Fantástica la foto, jaja. Realmente la poesía es super ágil, no sé cómo decirlo, fluida y rápida, entra "a saco". En cuanto a la música...qué decir querido hermanito, no dejes que los dedos se te rebelen, ellos se deben a tu cerebro de músico y no al revés.
    Besos, fon

    ResponderEliminar
  6. Alfonso, los dedos son lacayos del cerebro. Hacen lo que les manda el de arriba. Puede ser que algún día llamen a la rebelión.
    ¿Tengo buen gusto para las fotos? Ya te enseñaré más...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Fantástico este HaikuTap en 7/4! Me encanta. Si tengo un rato, lo capturo y te mando otro remix con el bajo. Creo que, hasta ahora, es el que más me ha gustado. No quisiera entremeterme, pero me parece que los dedos del artista están perfectamente disciplinados y siguen obedientes las órdenes de un lúcido cerebro...
    Felicidades.
    César

    ResponderEliminar
  8. Gracias César. Probablemente es el más original. Hay que depurar la técnica de este porque es poco lío pero merece la pena.
    Lo de los dedos es otra película. Decidí empezar este proyecto porque con el tapping los dedos me dan menos guerra. Pero rebeldes siguen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar